LLama gratis al 677 44 14 68
Lunes a Viernes 10:00-14:00 / 17:00-20:00
LLama gratis al 677 44 14 68
Lunes a Viernes 10:00-14:00 / 17:00-20:00

La caraterística principal de los Hilos tensores Espiculados, es que disponen de dientes o púas unidireccionales y bidireccionales. Es un método semi-invasivo para levantar la piel caída de la cara. Las áreas tratadas con este método incluyen las cejas, las mejillas, la papada y el cuello.

Las púas de los hilos tensores actúan como engranajes para agarrar, levantar y suspender un área facial. Las púas se abren como un paraguas para formar una estructura de soporte que levanta el tejido caído. Estas púas debajo de la piel también tienden a acumular tejidos para rellenar y levantar las mejillas y la piel flácida.

Las púas en el hilo agarran el tejido de la piel. Esto crea tensión en el hilo, y la tensión eleva el tejido de la piel. La formación de colágeno ocurre alrededor de los hilos y sus dientes o púas, produciendo el efecto deseado.

Hilos tensores Unidireccionales y Bidireccionales

Principalmente hay dos tipos de hilos tensores espiculados disponibles. Estos son:

  • Hilos bidireccionales, sin puntos de anclaje, insertados dentro de una aguja hueca y colocados de tal manera que el hilo no se pueda mover en ninguno de los dos sentidos debido a la dirección bidireccional de las púas que lo sujetan bien. Algunos ejemplos son los hilos de la marca APTOS®.
  • Hilos de púas unidireccionales, que se anclan en un punto de fijación superior.